Search This Blog

Loading...

Saturday, January 7, 2012

Mantener una Alimentación Balanceada Guia I


A lo largo de la vida, el ser humano no cesa de consumir alimentos. Desde que nace hasta que muere, entre diez y veinte toneladas de productos alimentarios pasarán por su boca.

En cada época de la vida existen unos alimentos especialmente idóneos, que deben ser capaces de:

• Satisfacer las necesidades de nutrientes propias de cada periodo.
Por ejemplo:
  • En la etapa de crecimiento, se precisan sobre todo alimentos que proporcionen nutrientes plásticos o formadores de la estructura y órganos corporales.
  • En la juventud, se necesitan más alimentos energéticos que suministren las calorías necesarias para desarrollar un mayor trabajo físico.
  • En la madurez, se precisan más nutrientes reguladores, capaces de normalizar todos los procesos que tienen lugar en el organismo.
• Prevenir las enfermedades y trastornos específicos que suelen presentarse en cada época. Por ejemplo:
  • Las alergias alimentarias en la infancia.
  • La anemia en la adolescencia y en el embarazo.
  • Los desordenes alimenticios en la juventud.
  • La osteoporosis en la menopausia.
  • La obesidad, las enfermedades coronarias, etc., a lo largo de la madurez y de la vejez.
¿Cuáles son los componentes de los Alimentos?

Se denominan nutrientes y son los componentes de los alimentos aprovechables por nuestro organismo que hacen posible la vida y que se encuentran en ellos repartidos de forma desigual. Desempeñan funciones diferentes en nuestro organismo en función de su naturaleza.

• Nutrientes energéticos (combustible): hidratos de carbono o glúcidos y grasas o lípidos. Liberan energía con la que el organismo logra mantener sus funciones vitales (bombeo de sangre, respiración, regulación y mantenimiento de la temperatura corporal…) y además permite el desarrollo de la actividad.

• Hidratos de carbono: Constituyen la principal fuente de energía rápida para nuestro organismo. Si los comparamos con un coche, los hidratos de carbono serían la gasolina que permite ponerlo en funcionamiento. El organismo ha de transformar los hidratos de carbono en sus unidades básicas para que las células los puedan utilizar (glucosa).

Así cuando hablamos de "nivel de azúcar en sangre" nos referimos a la glucosa. Un aporte adecuado de este nutriente implica el mantenimiento del peso y la composición corporal, al impedir que se utilicen las proteínas como fuente de energía.
Sin embargo, cuando tomamos en exceso alimentos ricos en hidratos de carbono, una parte de este exceso se deposita en el hígado y los músculos en forma de glucógeno (reserva de energía) y otra parte se convierte en grasa que se almacena en el tejido adiposo o graso.

Otras funciones de los hidratos de carbono:

Participan en la síntesis de material genético. Aportan fibra dietética.
Fuentes de hidratos de carbono sencillos o de absorción rápida (azúcares simples): azúcar, almíbar, caramelo, jalea, dulces, miel, melaza, chocolate y derivados, repostería, pastelería, bollería, galletería, bebidas refrescantes azucaradas, fruta y su zumo, fruta seca, mermeladas…
Fuentes de hidratos de carbono complejos o de absorción lenta (almidón):farináceos (cereales, legumbres y tubérculos), y en menor proporción, verduras y hortalizas.

Grasas:

Constituyen la energía de reserva para nuestro organismo por excelencia. El depósito de reserva de gasolina del coche. Son una fuente concentrada y almacenable de energía. Así, cuando ingerimos en exceso alimentos ricos en grasa, el cuerpo almacena las que no necesita en el tejido adiposo. Así mismo, contribuyen de manera importante en la textura y palatabilidad de los platos.

Las grasas se clasifican según su composición y sus propiedades en:
Grasa saturada: origen animal principalmente, abundante en la carne, los huevos y los lácteos y de origen vegetal, en el aceite de coco y de palma
Grasa monoinsaturada: origen vegetal, abundante en el aceite de oliva y aguacate

Grasa poliinsaturada: origen vegetal principalmente, abundante en los aceites de semillas, los frutos secos y origen animal, en los pescados azules.

Otras funciones de la grasa:

Aísla el cuerpo e impide pérdidas excesivas de calor, envuelve órganos vitales como el corazón y riñones, es el vehículo de transporte de las vitaminas liposolubles (A, D, E, K), es imprescindible para la formación de determinadas hormonas, suministra ácidos grasos esenciales (linoléico, linolénico) que no puede sintetizar el organismo.

• Nutrientes plásticos (constructivos): proteínas, principalmente. Con ellos se forma la estructura del organismo, se renuevan y reparan los tejidos, se mantiene en buen estado nuestro sistema de defensas que nos protege frente a agentes externos e infecciones.

Friday, January 6, 2012

Alimentos contraindicados para el colon irritable


Muchas son las personas que padecen de problemas intestinales, y existen alimentos que irritan el colon, por eso es necesario tenerlos presente para evitarlos en la alimentación o consumirlos con cierta moderación.
Aquellas personas que tienen colon irritable suelen sentir síntomas leves que aparecen y desaparecen y los mismos son una consecuencia clara de la alimentación o situaciones como el estrés, que es uno de los principales factores desencadenantes de la enfermedad.
Como éstas personas generalmente le restan importancia, siempre es necesario hacer una consulta con el médico de confianza quien seguramente dé las indicaciones correctas para tratar los síntomas, pero así y todo, es necesario tener presente cuales son los alimentos que pueden provocar que los síntomas se intensifiquen.
El café, los lácteos y las comidas ricas en grasas y el alcohol son los principales irritantes del colon, por eso deben evitarse o consumirse  esporádicamente, así como también es aconsejable reducir alimentos como las patatas, el pan, las pastas, panificados como facturas, pizzas, tortas, y vegetales como el coliflor, el brócoli, repollo, verduras de hojas verdes, porotos, garbanzos, lentejas y  arvejas.
Así mismo cabe destacar que se deben reducir alimentos como los dulces, las frituras, las salsas, el aceite calentado, los picantes, los cítricos, los morrones, las cebollas, y ser conscientes de que si hay síntomas y molestias de colon irritable, no pasarlo por alto y realizar la consulta con el profesional.

Consejos para activar la circulación


En casa podemos encontrar formas que nos ayuden a regular el retorno sanguíneo, para evitar de esta manera el dolor y la retención de líquidos, sobre todo en los tobillos, si pasa mucho tiempo sentada y especialmente si posee varices.
  • Debe realizarse masajes del tobillo hacia la rodilla, por la mañana por la noche y al llegar a vuestra casa, si ha pasado mucho tiempo inmóvil, sentada o de pie.
  • Ejercicio de punta y taco, lo debe realizar durante 15 a 20 minutos de pie, cada hora, y es muy recomendable para las personas que pasan muchas horas de pie, sentadas y sin caminar.
  • Recuéstese en la cama, al levantarse y acostarse, simule una especie de pedaleo con las dos piernas al menos durante 3 minutos todos los días.
  • Cuando esté sentada, en casa utilice una silla para elevar un rato sus piernas, al mismo tiempo que las tiene en esa posición puede mover los pies, hacia adelante y atrás para de esta manera poner en marcha la musculatura de las piernas y así producir un masaje en las venas y facilitar el retorno venoso.
  • Tenga siempre presente que el mejor masaje para sus venas es en el músculo, por lo tanto, manténgase activo y no deje de ejercitarlo.

Una Sana Alimentación para la Mujer a Partir de los 45 Años




La mera cercanía de la menopausia provoca en la mujer una serie de cambios hormonales que tienen una evidente repercusión en su tipo de vida.

De hecho, la obliga a efectuar cambios en su alimentación para adaptarse a las necesidades fisiológicas y a incorporar alimentos que quizás hasta ese momento no valoraba -ni precisaba- tanto. Una adaptación absolutamente necesaria.
Es muy importante que la mujer entienda que la menopausia es sólo una etapa más, una fase natural que marca el inicio de una nueva vida, más rica y madura pero igual de plena.

A fin de cuentas, no es más que el cese de la menstruación como resultado de la pérdida de funcionamiento ovárico. Algo que no aparece de la noche a la mañana sino que va produciéndose gradualmente y se acompaña de una serie de cambios en el organismo inducidos por la adaptación del cuerpo a la diferente producción de hormonas.

La menopausia natural tiene lugar normalmente hacia los 50 años y es el paso entre la etapa reproductiva y la no reproductiva pero los primeros sofocos y sudoraciones pueden producirse ya alrededor de los 45 -incluso antes-, etapa conocida como perimenopausia. Destacando entre los síntomas iniciales -por el elevado porcentaje de mujeres a los que afectan- los sofocos, las sudoraciones nocturnas y los mareos.

Es un momento en el que disminuye en la mujer la producción de una hormona generada por la hipófisis (glándula rectora ubicada en el cerebro) llamada folículoestimulante y los folículos del ovario dejan de madurar y -poco a poco- de producir sus propias hormonas, especialmente los estrógenos. Lo cual hace que muchos tejidos del organismo -y no sólo del ovario y del útero- alteren su estructura o su función: la vulva y la vagina adelgazan sus paredes pudiendo aparecer irritaciones o molestias en el acto sexual, la vejiga urinaria aumenta su contractilidad con lo que puede aparecer incontinencia o mayor necesidad de orinar, los huesos pierden calcio y el hígado modifica su capacidad de trasformar las grasas pudiendo aparecer aumento de colesterol y ello generar problemas cardiovasculares.

Consecuentemente, es necesario que a partir de los 40-45 años las mujeres se acostumbren a someterse a controles periódicos a fin de conocer al menos sus niveles de colesterol, triglicéridos, glucosa, ácido úrico y calcio. Algo que puede hacer cómodamente en buena parte de las farmacias ya que hoy existen métodos eficaces y rápidos que se efectúan casi sobre la marcha.

Los problemas de la perdida de calcio

Es más, las mujeres, tras la menopausia, deberían controlar también la consistencia de sus huesos con densitometrías óseas que cuantifiquen la cantidad de calcio de los mismos de forma gráfica a través de la comparación de la densidad del hueso con los valores determinados por estadística para las distintas edades. Ello permitirá prevenir las temidas fracturas óseas -especialmente de cadera-, más frecuentes entre las mujeres ancianas que en los hombres de la misma edad.

Ahora bien, recuerde que la osteoporosis es un problema de origen multifactorial en el que interviene no sólo la pérdida de calcio en los huesos por efecto hormonal sino también la disminución de la capacidad del intestino para absorberlo. Por eso tiene tanta importancia la existencia de hábitos previos de alimentación. La mujer que ha tenido un buen aporte de calcio en su infancia y juventud tendrá más masa ósea en la madurez y, por tanto, menor osteoporosis en la postmenopausia. De ahí la importancia de tomar alimentos ricos en calcio a lo largo de toda la vida.

El cambio hormonal femenino condiciona también la forma de asimilar las grasas. Y eso hace que entre los 55 y los 65 años el nivel de riesgo de padecer un problema cardiovascular en las mujeres se iguale al de los hombres. Por eso es importante controlar el nivel de colesterol y triglicéridos en sangre con una alimentación adecuada que incluya la supresión de grasas saturadas y la ingesta de ácidos grasos omega 3 (vea el recuadro).

Por otra parte, aunque no se reconocen factores específicos directos en relación con la menopausia conviene tener presente que entre los 45 y 65 años se da la mayor incidencia de cánceres específicamente femeninos -mama y ovario- que, en cambio, sí tienen correspondencia directa con la dieta.

Menopausia, alimentacion y salud

Como vemos, los cambios hormonales provocan pérdida de calcio en los huesos y un aumento del nivel de grasa. Y aunque ello se modifica poco con la dieta no es menos cierto que una nutrición incorrecta puede empeorar la cuestión notablemente.
Por eso la alimentación en la menopausia -como durante el resto de la vida- debe ser equilibrada en los nutrientes básicos y lo más variada posible a fin de incluir los oligoelementos y sustancias básicas necesarias para el buen funcionamiento del organismo, como es el caso del cobre de los frutos secos. En todo caso, es conveniente un mayor aporte de calcio, si no para compensar la pérdida de masa ósea sí para forzar la asimilación a través del intestino y evitar que su pérdida sea más severa.

Una correcta alimentación que debe complementarse con el ejercicio físico adecuado que favorezca la estabilidad del hueso y prevenga el riesgo de fracturas óseas. Ejercicio que debería practicarse como mínimo una hora diaria tres veces por semana y, al menos, ocho meses al año. A la hora de prevenir riesgos el ejercicio es mucho más importante que la misma nutrición.

Los alimentos mas adecuados

Hay algunos alimentos que deberían formar parte de la alimentación habitual de la mujer a partir de los 45 años y, sobre todo, en cuanto aparezcan los primeros síntomas de la menopausia.
Es el caso de los:
-Alimentos ricos en fitoestrógenos. 
Como la soja y sus derivados (miso, tofu, etc.). La soja, además, es rica en calcio y altamente proteica.
-Las verduras y frutas frescas.
Imprescindibles para una buena salud por su contenido en vitaminas, minerales y fibra. Son especialmente recomendables los cítricos, las fresas, el melón y el tomate por su aporte de vitamina C. Las verduras verdes como el brécol, el guisante y las crucíferas son recomendables por su aporte de calcio. Y las frutas y verduras amarillas (especialmente la calabaza, la zanahoria y el melocotón) son ricas en vitamina A por lo que ayudan a mantener en buen estado las mucosas y previenen el cáncer.
-Alimentos ricos en ácidos grasos omega 3.
Especialmente los pescados azules y los aceites elaborados con ellos así como los de onagra, colza, soja y germen de trigo, algunas verduras (espinacas, repollo, lechuga y brécol) y frutos secos (especialmente las nueces).
-Alimentos ricos en calcio: 
Semillas de sésamo, frutos secos, nabos, brécol, leche y productos lácteos. Eso sí, tome los lácteos semidesnatados o desnatados. Basta un vaso de leche desnatada, dos yogures descremados o 35-40 gramos de queso al día.
-Los alimentos proteicos.
Los pescados -especialmente los azules-, las carnes magras y el pollo son los alimentos de elección como fuente de las necesarias proteínas. La carne debe tomarse sin grasa y se debe quitar la piel del pollo. Por supuesto, las carnes muy curadas y los ahumados deben evitarse no sólo por su contenido en grasas sino porque el proceso de preparación aumenta sus riesgos generales.
-Los cereales. 
Además de una fuente fundamental de nutrientes son ricos en fibra por lo que deben ser parte fundamental de cualquier dieta y mucho más durante la menopausia.

Alimentos a evitar

-Los alimentos grasos y los refinados. 
Aumentan el nivel de colesterol y de triglicéridos.
-Los dulces.
El azúcar es azúcar, venga de donde venga. Se deben suprimir para evitar el sobrepeso ya que constituyen una fuente de calorías de utilización inmediata que el organismo transforma en colesterol.
-La sal. 
Su exceso aumenta la retención de líquidos, ya de por sí acrecentada con la menopausia por lo que su uso debe moderarse y restringirse a la habitual en la cocina.
-Las bebidas alcohólicas. 
El alcohol es un azúcar de muy fácil y rápida absorción que además de sus efectos nocivos sobre el hígado y ser un factor de riesgo de cáncer también contribuye al aumento de peso por lo que su consumo debe limitarse al clásico vaso de vino en las comidas.
-El café. 
Aparte de sus efectos generales nocivos para el metabolismo, estimula el sistema nervioso central por lo que su uso debe limitarse y, en lo posible ser sustituido por descafeinados, manzanillas o infusiones de hierbas.

Principales propiedades de los omega 3
  • Prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares.
  • Reducción de los triglicéridos.
  • Descenso de la presión sanguínea, sobre todo si se padece hipertensión.
  • Contribución al perfecto desarrollo del bebé antes y después del parto.
  • Alivio del dolor y la rigidez en casos de artritis reumatoide.
  • Mejora de la dermatitis seborreica infantil y de la dermatitis pañal.
  • Protección de los fumadores frente a la Enfermedad Pulmonar Crónica Obstructiva.
  • Reducción de la probabilidad de recaída en la Enfermedad de Crohn (inflamación crónica del tracto gastrointestinal y de otros órganos).
Los fitoestrogenos

Los fitoestrógenos son compuestos derivados de plantas que se comportan como estrógenos débiles y actúan beneficiosamente sobre el esqueleto, el sistema cardiovascular y el sistema nervioso central además de aliviar los sofocos y la sequedad vaginal. Entre ellos destacan unas sustancias llamadas isoflavonas que se encuentran en una gran variedad de plantas, especialmente en los cereales, legumbres y hortalizas si bien la soja parece ser su fuente más abundante. Algunos estudios han demostrado que el consumo de soja reduce muchos de los trastornos de la menopausia incluyendo el riesgo de sufrir enfermedades asociadas como cáncer, osteoporosis o problemas cardiovasculares.

La dosis de soja que se recomienda es de unos 40 miligramos al día que debe repartirse en dos tomas (una por la mañana y otra por la noche) para mantener constantes los niveles hormonales. 

Thursday, January 5, 2012

Recomendaciones para dolor articular


Según su origen este dolor puede ser muy agudo y punzante, o insignificativo, dependiendo  de la causa que lo activa. Las enfermedades que suelen provocar dolores articulares, suelen ser, la artritis, la artrosis, los esguinces, contusiones, reúma, entre otros.
Para mejorar sus síntomas recomendamos, el consumo de jugo de patatas crudas, para ello debe licuar las patatas y consumir su jugo en ayunas, un par de semanas. El caldo de puerros también es muy beneficioso para este tipo de malestares, y puede tomarlo a lo largo del día. También es necesario que mantenga una dieta rica en frutas y verduras, así como también rica en legumbres y cereales. El mejor secreto es mantener una dieta liviana y variada que cuide el organismo y prevenga el aumento de peso para disminuir los malestares.
La práctica de actividad física, de rehabilitación periódica o lo que recomiende el profesional, son excelentes ayudas, sobre todo si decaminar se trata o los ejercicios de elongación y natación que mejoran todo tipo de malestares.

Primeros Auxilios y Prevención de Lesiones


¿Sabe qué hacer en una emergencia médica? Saber cómo administrar primeros auxilios a una persona que tiene una enfermedad o una lesión puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. Repase sus habilidades con información sobre primeros auxilios y prevención de lesiones, y quédese tranquilo sabiendo que sabrá qué hacer en una situación de emergencia.



¿Por qué necesito un equipo de primeros auxilios?


Caídas, picaduras de abejas, reacciones alérgicas, etc. todas éstas constituyen accidentes comunes que pueden ocurrir en la casa o en cualquier programa al aire libre. Es aquí cuando se necesita un equipo de primeros auxilios. Cuando usted tiene un equipo de primeros auxilios bien completo, usted tiene todos los suministros necesarios que le permiten estar preparado para la mayoría de casos de emergencia menor.
Ensamblar un kit es tan simple como colocar algunos objetos básicos en un recipiente pequeño; por ejemplo un platón plástico, kit de herramientas o una bolsa de mano. Mantenga uno en su gabinete para medicamentos en la casa asegurándose de no tenerlo al alcance de los niños pequeños.

¿Qué necesito en un equipo de primeros auxilios?

Aquí hay una lista de algunos suministros que todo kit de primeros auxilios debe contener.
Apósitos y vendajes:
  • 25 curitas adhesivas de distintos tamaños (nombres de marca: Band-Aid, Curad u otras)
  • 5 almohadillas de gasa estéril de 3 x 3 pulgadas (7,5 cm x 7,5 cm)
  • 5 almohadillas de gasa estéril de 4 x 3 pulgadas (10, cm x 7,5 cm)
  • Rollo de gasa
  • Antifaz o almohadilla para cubrir los ojos
  • Rollo de cinta dérmica adhesiva
  • Vendas elásticas (nombres de marca: ACE, Coban u otros) para vendar lesiones en la muñeca, codo, tobillo y rodilla (de 3 a 4 pulgadas de ancho)
  • 2 vendajes triangulares para vendar lesiones y hacer cabestrillos para los brazos.
  • Bolas de algodón estériles y aplicadores con punta de algodón
Equipo y otros suministros:
  • 2 pares de guantes de látex o que no sean de látex (deben usarse en cualquier momento en que usted tenga riesgo de entrar en contacto con sangre o con cualquier tipo de líquido corporal).
  • Compresa fría instantánea
  • 5 nodrizas (ganchos de seguridad) para asegurar cabestrillos y vendajes
  • Perilla de succión o cualquier otro dispositivo de succión para enjuagar las heridas.
  • Férula de aluminio para dedos
  • Jeringa y cuchara para administrar dosis específicas de medicamentos.
  • Termómetro
  • Pinzas para remover garrapatas, aguijones de insectos y pequeñas esquirlas.
  • Tijeras para cortar gasa
  • Barrera de respiración para administrar RCP
  • Cobija
  • Desinfectante para las manos (líquido o impregnado en paños)
  • Manual de primeros auxilios
  • Lista de números para llamar en caso de emergencia
Medicamentos para cortaduras y lesiones:
  • Solución o paños impregnados con antisépticos tales como agua oxigenada, povidona yodada (un nombre de marca: Betadine) o chlorhexidina (un nombre de marca: Betasept)
  • Ungüentos antibióticos (nombres de marca: Neosporin, Bactrobanz) que contienen ingredientes tales como bacitracina o mupirocina.
  • Agua estéril o solución salina estéril tal como solución salina para lentes de contacto.
  • Solución de Calamina para picaduras de insectos o para el sumaco venenoso
  • Crema de hidrocortisona, ungüento o loción para la comezón
Otros medicamentos:
  • Medicamentos para la fiebre y el dolor; por ejemplo aspirina, acetaminofeno (un nombre de marcal: Tylenol) o ibuprofeno (nombres de marca: Advil y Motrin). Nota: No les dé a los niños ni a los adolescentes aspirina puesto que el uso de ésta se ha asociado con una enfermedad potencialmente grave llamada Síndrome de Reye.
  • Antihistamínico (un nombre de marca: Benadryl para tratar las alergias y la hinchazón,
  • Descongestionantes para tratar la causa de la congestión nasal
  • Medicamentos anti náuseas (anti-eméticos) para tratar el mareo y otros tipos de náuseas.
  • Medicamento antidiarréico
  • Medicamento antiácido para tratar el malestar estomacal
  • Laxante para tratar el estreñimiento
Piense en cualquier tipo de necesidades especiales que existan en su familia tales como aquellas comunes entre los ancianos o los niños al igual que en las alergias y enfermedades. Añada suministros para estas condiciones a medida que los vaya necesitando. Además, asegúrese de rellenar su equipo con cualquier suministro que usted haya agotado o que puede haber caducado.

¿Puedo comprar un equipo de primeros auxilios?

Sí. La Cruz Roja Americana y muchas farmacias venden equipos de primeros auxilios con todo lo necesario. Recuerde, para que el equipo sea útil, usted debe saber cómo usarlo. Es posible que usted quiera tomar un curso de primeros auxilios en la Cruz Roja Americana o por lo menos comprar un manual de primeros auxilios para aprender las bases de los primeros auxilios.

Resoluciones para mejorar nuestra salud en el 2012



¿Mis hábitos realmente afectan mi salud?

La afectan bastante. Todas las principales causas de muerte tales como el cáncer, la enfermedad del corazón, el derrame (embolia), el cáncer de pulmón y las lesiones pueden prevenirse por el estilo de vida y las opciones que usted elige.


No fume ni use productos derivados del tabaco.

Fumar y usar productos derivados del tabaco son hábitos muy peligrosos. Fumar causa 440.000 muertes al año en los Estados Unidos de Norteamérica. Existen más enfermedades que se pueden prevenir (tales como el enfisema, el cáncer de la boca, garganta y de pulmón y la enfermedad del corazón) que son por causa del uso del tabaco más que por nada más. Mientras más pronto lo deje fumar mejor será.

Limite la cantidad de alcohol que usted bebe.

Esto significa no tomar más de 2 bebidas alcohólicas al día en el hombre y más de 1 bebida alcohólica al día en la mujer. Una bebida alcohólica equivale a 1 lata de cerveza (12 onzas), a una copa de vino de 4 onzas o a una copita para medir licor de 1 onza.
Demasiado alcohol puede dañar el hígado y contribuir al desarrollo de cánceres tales como de la garganta y del hígado. El alcohol también contribuye a las muertes por causa de accidentes automovilísticos, asesinatos y suicidios.

Coma sanamente.

Una dieta saludable tiene muchos beneficios de salud. La enfermedad del corazón, ciertos tipos de cánceres, el derrame, la diabetes y el daño a las arterias puede asociarse con lo que usted come. Al elegir opciones de comida más saludables usted también puede disminuir su colesterol y bajar de peso.

Pierda peso si está pasado de peso.

Muchos norteamericanos están pasados de peso. El estar demasiado pesado aumenta su riesgo de tener la presión arterial alta, el colesterol elevado, diabetes, enfermedad del corazón, derrame, algunos cánceres, enfermedad de la vesícula biliar y artritis en las articulaciones que soportan peso como las de la columna, caderas o rodillas. La contenido alto de fibra, dieta con contenido bajo en grasa y el hacer ejercicio con regularidad le puede ayudar a bajar de peso y a mantener el nuevo peso. 

Haga ejercicio.

El ejercicio puede ayudar a prevenir la enfermedad del corazón, la presión arterial alta, la diabetes, la osteoporosis y la depresión. También puede ayudar a prevenir elcácner de colon. el derrae y las lesiones en la espalda. Si hace ejercicio regularmente se sentirá mejor y mantendrá su peso bajo control. Trate de hacer ejercicio durante 30 a 60 minutos 4 a seis veces por semana, pero recuerde que cualquier cantidad es mejor que nada.

No se asolee ni use cabinas para broncearse.

Exponerse a los rayos del sol está asociado con el cáncer de la piel que es el tipo más común de cáncer en los Estados Unidos de Norteamérica. Es mejor limitar la exposición al sol y usar ropa y sombreros para protegerse del sol cuando está expuesto al sol. La crema protectora solar también es muy importante. Ésta protege su piel y le ayuda a prevenir el cáncer de la piel. Asegúrese de usar crema protectora solar durante todo el año sobre la piel que está expuesta tal como en la cara y en las manos. Use una crema protectora solar de amplio espectro con por lo menos un factor de protección solar, FPS (SPF en inglés) de 15 y una que bloquee tanto la luz ultravioleta A como la B.

Practique el sexo seguro.

El sexo más seguro es aquel entre 2 personas que solamente están teniendo sexo entre sí y que no tienen ninguna infección que se transmite sexualmente (STI en inglés) o comparten agujas para inyectarse drogas.
Use condones de látex y una crema espermicida (un producto que mata los espermatozoides) o un gel espermicida. Hable con su médico sobre hacerse pruebas para ITS cada año.

Controle su nivel de colesterol.

Si su nivel de colesterol es alto, manténgalo bajo comiendo bien y haciendo ejercicio. Usted también puede disminuir su nivel de colesterol limitando la cantidad de colesterol que usted come y dejando de fumar.

Controle la presión alta.

La presión alta puede aumentar su riesgo de tener enfermedad del corazón, derrame y enfermedad del riñón. Para controlarla, baje de peso, haga ejercicio, coma menos sal, tome menos alcohol, no fume y tómese la medicina si su médico se la prescribe.

Mántengase al día con sus vacunas.

Los adultos necesitan una vacuna de refuerzo para el tétano y la difteria cada 10 años. Su médico también puede substituir un refuerzo Td por la DTaP que lo protege contra la tosferina. También debe ponerse una vacuna para la gripe (influenza) cada año. Pregúntele a su médico si necesita otras vacunas.

Hágase tiempo para la salud de los senos

El cáncer de seno es la segunda causa más común de muerte en las mujeres. Entre los 50 y los 74 años, las mujeres deben realizarse una mamografía cada 2 años para detectar el cáncer de seno. Las mujeres que tienen factores de riesgo de cáncer de seno, como antecedentes familiares de cáncer de seno, podrían necesitar hacerse mamografías más a menudo o empezar a hacérselas antes. 

Realícese pruebas de Papanicolaou en forma regular

El cáncer de cuello uterino en las mujeres puede detectarse realizando pruebas de Papanicolaou en forma regular. Debe realizarse su primera prueba de Papanicolaou en el término de 3 años de haber comenzado a tener relaciones sexuales. Debe realizarse una prueba de Papanicolaou, al menos, una vez cada 3 años, a menos que su médico sugiera que usted necesita hacerlo más a menudo. Continué haciéndose pruebas de Papanicolaou a lo largo de la vida, incluso después de la menopausia, hasta que tenga 65 años o hasta que se realice una histerectomía.

Pregúntele a su médico sobre otros exámenes para detectar el cáncer.

Los adultos mayores de 50 años de edad deben preguntarle a su médico acerca de un chequeo para cáncer colorectal. Los hombres mayores de 50 años de edad deben hablar con su médico sobre los riesgos y beneficios de hacerse un examen para detectar el cáncer de la próstata.

Debo hacerme un examen físico completo cada año?

Las pruebas para determinar la salud están reemplazando al examen físico anual. En vez de que a cada persona le hagan los mismos exámenes y pruebas, solo se le hacen los que son apropiados. Hable con su médico de familia acerca de sus factores de riesgo y sobre qué exámenes y pruebas son apropiados para usted.

Que el 2012 Sea Saludable !!!

Wednesday, January 4, 2012

Sopa enlatada aumenta en 1000% sustancia que provoca enfermedades


Estudio comparativo revela que consumir sopa enlatada aumenta en más de 1000% la presencia en el cuerpo de Bisfenol A, un compuesto orgánico ligado a enfermedades del corazón, diabetes y obesidad.



Los alimentos enlatados tienen fama de ser una opción rápida y accesible para un modo de vida supuestamente ajetreado y sin mucha oportunidad para sostener mejores hábitos. Sin embargo, a mediano y corto plazo, estos pueden acarrear serios problemas de salud.
En un estudio comparativo llevado a cabo por Jenny Carwile, estudiante de posgrado en la Escuela de Salud Pública de Harvard, se descubrió que las sopas enlatadas aumentan en 1000% la presencia en el cuerpo del compuesto orgánico Bisfenol A (BPA), decisivo para alterar el funcionamiento hormonal y desarrollar enfermedades como diabetes, obesidad y algunos males cardiacos.
Para saber esto Carwile reunió a 75 voluntarios a quienes dividió en dos grupos. Diariamente, por cinco días, el primero de estos consumió aproximadamente 350 gramos de sopa de verduras enlatada y el resto la misma cantidad pero de sopa fresca. Luego de una pausa desintoxicante de dos días, ambos grupos se intercambiaron y el proceso se repitió.
Al examinar la orina de los voluntarios, se descubrió que el grupo expuesto a la sopa enlatada había aumentado en 1221% la presencia de BPA en sus líquidos corporales en comparación con la orina del grupo que había consumido sopa fresca.
Y si bien en el estudio se empleó una marca específica de sopa, Carwile y sus colegas aseguran que “no importa la marca de sopa o de sopa enlatada, lo que importa es la lata”. El BPA, por ser un derivado de la acetona y del fenol, se utiliza para fabricar los revestimientos de plástico que separan los alimentos y bebidas del metal en la mayoría de las latas y otros envases.
Con este precedente sería interesante estudiar ahora cuántas de las personas que padecen obesidad o diabetes, dos de las enfermedades que tristemente han ido en aumento en los últimos años, basan su dieta en alimentos enlatados.

Alimentación para prevenir la degeneración macular


Esta patología es una alteración degenerativa de la retina, que puede llegar a ser genética, es decir hereditaria y transmisible de padres a hijos por ejemplo, o bien puede ser la consecuencia de haber expuesto la vista a luz muy brillantes durante mucho tiempo y de una mala alimentación.
Los alimentos ricos en betacarotenos, son imprescinibles para su prevención, y en este grupo encontraremos a las zanahorias,batatas, brócoli, calabaza, pimiento rojo, mango y orejones. También son recomendables aquellos alimentos ricos en vitamina C, ya que son esenciales para la conservación de los tejidos, como la naranja, limón pomelo, fresas, kiwi, mango, verduras de hojas verdes entre otros, perejil, tomates y patata. Los alimentos ricos en zinc contribuyen con la vitamina C y colaboran en la formación saludable de los tejidos, por lo tanto deberíamos incluir en nuestra dieta diaria, mejillones, pipas de calabaza y girasol, carne magra de ternera o cordero, leche, quesos, legumbres, levadura de cerveza, pan y cereales integrales.
No debemos olvidarnos del grupo de alimentos que aportan vitamina E que previenen el envejecimiento prematuro de las células como las pipas de girasol y calabaza, germen de trigo, almendras, avellanas, aceite de girasol, brócoli, batata, maní y cereales integrales.
Recuerde que mantener una alimentación adecuada, muchas veces es el mejor método de prevención, para algunos tipos de enfermedades.